¡Me caso!

vestidos de novia

Recuerdo el momento en el que le comuniqué a mis familiares y amigos que por fin iba a dar el paso, que por fin, dije sí quiero. Estaba temblando, parecía un flan, realmente fue una emoción tras otra.

Relajación

Y después de esto, me di cuenta que tenía una larga lista de tareas por delante… pero en lugar de agobiarme, opté por relajarme, respirar, disfrutar del proceso y hacer una cosa detrás de la otra.

vestidos de novia

El catering, el fotógrafo, elegir el vestido… eran mis tareas preferidas, me encanta comer, posar y la moda. ¡Me aventuré a mi primera tienda de vestidos de novia! Todos eran de princesa, una absoluta maravilla, diferentes tonalidades, texturas, escotes, etc. Y lo mejor de eso, fue contar con mis familiares y amigas íntimas en aquel momento tan especial.

A día de hoy, hace ya un año que dije sí y no puedo estar más feliz. Hay días mejores y otros no tanto, pero siempre recuerdo que lo importante en la vida es aprender a vivir tranquilo y libre, sin desear aquello de lo que se puede prescindir.

GRACIAS

vestidos de novia

Quiero dar las gracias a Irina Novias y a todo su equipo por cómo me hicieron sentir, tanto mis acompañantes como yo estamos muy satisfechos de haber escogido su marca. Gracias de corazón por tu paciencia con las pruebas y pruebas, por tus consejos, amabilidad y respeto infinito.

Siempre te recordaré y recomendaré,
Con cariño, tu clienta más especial, tú mism@.

  • irina novias logo